La cara del loro se aclara con cloro, claro, con cloro se aclara la cara del loro.


Tres tristes tigres, comían trigo en un trigal. 1 trigre, 2 tigres, 3 tigres.


Bruno Brunito tenía un cabrito muy bromista, muy bromista era el cabrito de Bruno Brunito.


El hipopótamo Hipo tiene hipo. ¿Quién le quita el hipo al hipopótamo Hipo?


Paca se llama la vaca de la flor en la solapa, pero a Paca la vaca de la solapa le duele mucho la pata.


El cloro no aclara la cara del loro, claro que el cloro limpia la cara del loro con aros de oros


La gallina cenicienta en el cenicero está, el que la desencenice buen desencenizador será


En una zarzamorera estaba una mariposa zarzarrosa y alicantosa. Cuando la mariposa zarzarrosaba y alicantaba, las zarzamoras mariposeaban.


La gallina coreana cacareaba sin parar. Cuando cacareaba despertaba a las demás. Las gallinas cabreadas cacareaban sin parar.


¡Abracadabra!, canta la cabra macabra.


El ornitorrinco y el otorrinolaringólogo no son parientes, el otorrinolaringólogo trabaja en la otorrinolaringología y el ornitorrinco es un animal.


El gavilán le dijo a la garza: agarra con tu garra la gorra y al gavilán le dijo la garza: ¿cómo tú con tu garra agarras la gorra?


La abeja picó la col, la col picó al ajo. Ajo, col y caracol, caracol y ajo con col, abeja con col y ajo.


Los trabalenguas de animales son perfectos para que los niños se diviertan mientras estimulan sus habilidades verbales y le dan rienda suelta a su imaginación creando imágenes mentales de la fauna en disparatadas peripecias. Los trabalenguas de animales, sin duda son los preferidos por los niños. Te invitamos a descubrir por qué.

Los trabalenguas con personajes que los niños pueden imaginar, además de ser llamativos para ellos, también influyen como estimulante para el cerebro, incluso podemos decir que tienen el mismo efecto que provoca leerles un cuento. La cantidad de conexiones neuronales aumentan en esos momentos de creatividad, lo cual es fundamental en las edades tempranas ya que el cerebro está en pleno desarrollando.

La visualización de las escenas de las narraciones con personajes como en el caso de los trabalenguas de animales, tiene un papel clave en la comprensión de las historias y para establecer la relación entre las palabras y su significado. A este proceso se le conoce como procesamiento semántico, y es primordial para el desarrollo lingüístico y la comprensión lectora.

Si queremos que nuestros niños tengan un buen desenvolvimiento académico en edades posteriores, es preciso estimular su imaginación desde temprana edad con la lectura de cuentos, contándoles historias, fábulas, adivinanzas y practicando con ellos trabalenguas que le permitan desarrollar su creatividad y sus habilidades lingüísticas.

Además de lo dicho anteriormente, no podemos olvidar que los trabalenguas estimulan los músculos relacionados con la articulación de las palabras lo que permite que con la práctica el niño pueda tener una dicción clara y un vocabulario más amplio. Los trabalenguas, por lo general se dicen en público y en voz alta, esto también ayuda a desarrollar las habilidades sociales y a desarrollar habilidades competitivas al considerar el trabalenguas como un reto.

Los trabalenguas de animales son un excelente recurso didáctico que ha pasado de una generación a otra proporcionando mucha diversión. Los trabalenguas de animales resultan muy divertidos para los niños y podemos decir que son sus preferidos. Es recomendable que si el niño no está familiarizado con los trabalenguas, lo mejor es empezar con los más fáciles e ir progresivamente aumentando el nivel de dificultad para evitar grados altos de frustración.